En la reunión que se tuvo para reflexionar sobre distintos aspectos económicos, se decidió suspender todas las actividades lúdico-colaborativas, (arroz misionero, cena solidaria, etc.), mientras dure el estado de Pandemia. No obstante, se anima a todos a que colaboremos generosamente. Así mismo, se reflexionó sobre el desequilibrio con respecto a ciertas colectas. Animamos a todo el mundo que ponga el mismo empeño en las colectas diocesanas y parroquiales como con estas colectas dirigidas a los más necesitados. No podemos volcarnos con el exterior olvidando lo interno.