Hemos comenzado a concienciar, empezando por los responsables directos de las distintas áreas evangelizadoras, que todo tipo de pastoral que se lleva a cabo en nuestra Parroquia es Acción Pastoral de la Iglesia.

No somos francotiradores, con sede en la Parroquia, utilizándola como almacén, foro social o cualquier otro interés particular, sino que somos todos hilos de un bordado donde lo importante es el resultado final y no el color de cada hilo.